Este blog pretende mostrar antiguas arquitecturas que ya no están, esquinas porteñas que destacan el ayer y el hoy, personajes poco conocidos de la historia y su breve fama, trágica en algunos casos, edificaciones ocultas e inconclusas, rarezas y cambios en la fisonomía de la ciudad, todo el misterio que encierra Buenos Aires y sus secretos más profundos.
Pasen y vean.

Autor:Fabio Perlin
Contacto:archivoperlin@gmail.com

lunes, 14 de abril de 2014

Hotel de Inmigrantes en la Ribera del Río de la Plata (1887)


Antes de meternos de lleno en la construcción del hotel habría que aclarar que existió un antecedente previo que posteriormente serviría para edificar dicha obra.Se trata de lo que en 1885 se lo conoció por la "Rotonda del Panorama del Retiro".
El diccionario de la Real Academia Española dice:
PANORAMA: "Vista pintada de un gran cilindro hueco en cuyo centro hay una plataforma circular aislada para los espectadores y cubierta por lo alto a fin de hacer invisible la luz cenital".
Y define a DIORAMA como: "Panorama que en los lienzos que mira el espectador son transparentes y pintados por las dos caras; haciendo que la luz ilumine una veces sólo por delante y otras por detrás, consiguiendo ver en el mismo sitio dos formas distintas.También se denomina de esta forma al sitio destinado a ese recreo".
En Buenos Aires existían varios de esos locales  que podríamos definir como antecesores inmediatos del cinematógrafo.
El comerciante Mauricio Le Tellier importó maquinarias de proyección, la estructura y demás elementos con la intención de instalar un local para tal exhibición.Luego de varias reuniones con el Intendente Torcuato de Alvear, se le cedió el terreno que perteneciera a los "Cuarteles Viejos", al fondo de la Plaza San Martín que acusaban ruina y que el mismo Le Tellier se encargaría de remover y limpiar para edificar su obra, ahorrándole a erario municipal una considerable cantidad de dinero.Se le concedió el terreno con un título provisorio por un plazo de 18 meses.
Sin embargo en antiguo edificio que fuera testigo de las invasiones inglesas y donde el Gral.San Martín instaló el Cuartel de los Granaderos a Caballo no sería demolido por el momento, concediéndole a Le Tellier el solar contiguo para la edificación del Panorama que excedía 1,60 mts.de la vía pública, pero que siendo de caracter provisorio la municipalidad autorizó su instalación.
Aparentemente los espectaculos se desarrollaron con bastante aceptación del público ya que se hizo una prueba con éxito del alumbrado eléctrico del Panorama para las funciones nocturnas.
Sin embargo a pesar de la notable atracción que ejercía sobre los ciudadanos y antes de cumplir el plazo estipulado, la "Rotonda del Panorama del Retiro" en Enero de 1887 dejó de funcionar.




Hotel de Inmigrantes

El ingeniero civil Hjalmar Stavelius luego de desarrollar diversos trabajos durante diez años en la provincia de Tucumán, donde se le dió el cargo de Jefe del Dto. de Ingenieros, fue llamado nuevamente a Buenos Aires para inspeccionar las obras del Puerto de la Capital donde se le encomendó la construcción de un Hotel de Inmigrantes Provisorio.
Anteriormente habíamos reseñado la breve pero efectiva construcción que sirvió para la exhibición de espectáculos pre cinematográficos, y es aquí donde se dan las coincidencias; los dos edificios tendrían la misma estructura.
Del decreto del 20 de Enero de 1887, donde se aceptan los planos del ingeniero Staveluis, se desprende: "....un hotel de inmigrantes en el local de la ribera denominado Bateria 11 de Septiembre con el presupuesto de $100.000 m/n, inclusive en esta suma el costo de la rotonda de fierro que sirvió para Panorama del Retiro....."
El Gobierno preocupado por el aluvión inmigratorio que día a día crecía a una velocidad alarmante, decidió confiarle al ingeniero Stavelius, miembro del Dto.de Ingenieros, la construcción de este hotel provisorio que debía cumplir con las estrictas condiciones de seguridad, higiene y aseo.
Debido a que  las fuentes consultadas son bastante erróneas en lo que se refiere a fecha de construcción, lugar donde se ubicó, año en que comenzó a funcionar o el momento en que fue desmantelado, seguiremos parte de los datos del libro de los autores Jorge Ochoa de Eguileor y Eduardo Valdés.(1)
Así podemos decir que el lugar exacto donde se levantó el hotel, que en realidad no era redondo, sino un polígono de dieciséis lados, fue en la ribera del rio, en el mismo sector que había ocupado la "Batería 11 de Septiembre".
En efecto, Stavelius con los planos en la mano y teniendo en mente la estructura metálica que sirvió para el Panorama del Retiro, solicita al gobierno la licitación pública para su construcción con la cual se verían beneficiados los señores Luratti y Miguel Cremona.
Una vez comenzada la edificación comenzaron los problemas.
Uno de los casos se relacionó con un personaje que fue muy conocido en la zona, el Sr.Adrian Pratt, dueño de una tintorería que se haría famosa en su época.Su local se ubicaba en la acera sur de la actual Avenida del Libertador y tenía la extensión de los caños de desague hacia el rio, lo que impedían los trabajos de construcción del hotel.Stavelius pidió que los desviara "ya que molestan al muro de contención".
Otro caso fue que la Empresa del Ferrocarril del Norte, ocupó por su propia cuenta un terreno de 20 mts. en el mismo lugar que se estaba edificando, nuevamente el ingeniero pide que se esclarezca el hecho.
Si bien lo primero que se divisaba desde el rio era el "hotel redondo", éste también tenía anexado dos cuerpos alargados de forma rectangular de una sola planta, paralelos, siendo más corto el que se encontraba pegado al muro de contención, unidos por un cuerpo más pequeño por sus extremos, conformando un ámbito casi cerrado.
Allí se ubicaban el amplio comedor, los lavaderos, baños, las cocinas , las oficinas de la administración y dos grandes patios de descanso.Algunos meses después se licita para que se construya un tanque de agua de 30 mts, que sería utilizado más que nada para prevenirlo de incendios, recordemos que el cuerpo principal estaba construído en madera y chapa.
El 27 de Abril de 1887 se firma contrato con Rufino Varela, Hijo y Cia. para la instalación eléctrica de forma privada que se realiza con gran éxito.
Antes de finalizar el año y las obras, la Comisión da aviso que el hotel debería ser ampliado ya que la corriente inmigratoria era demasiado acelerada para albergar la cantidad de personas que arribaban diariamente al país.Para eso se le encarga al ingeniero Stavelius que se ocupe de los cálculos para rellenar el terreno y levantar el muro de contención.
Stavelius contestó que la parte ganada al rio siguiendo la prolongación del muro ya construído le otorgaría un terreno de 42 mts. de ancho por 284 mts. de largo, que si bien sería utilizable, no lo sería en el caso, para la construcción de un edificio tan largo y angosto con los problemas que eso ocasionaría y funcionalmente no cumpliría las funciones básicas de hotel ya que complicaría su manejo y se necesitaría mucho más personal para su control.
Luego de unas ligeras apreciaciones más bastantes coherentes, Stavelius solicita a la Comisión la construcción del muro hasta la Recoleta para no formar martillo, con lo cual se ganaría una superficie utilizable y mayor.El tema de la ampliación continuó durante varios años, pero nunca llegó a concretarse.
En Enero de 1888, el ingeniero Hjalmar Stavelius informa que ya considera terminadas las obras correspondientes al Hotel de Inmigrantes y sus anexos y se retira del proyecto.
A menos de un año de finalizado, un temporal azotó duramente la construcción destrozando las paredes de madera y los vidrios de las ventanas.Las refacciones comenzaban.
Se tuvo que elevar un metro y medio el muro de contención para que las olas no golpearan contra el edificio y proceder a efectuar los arreglos ya remitidos a otros profesionales.
El Hotel de Inmigrantes o "Redondo", como se lo conoció por esa época, tuvo desde el principio caracter provisorio, pero la edificación prestó servicios durante más de veinte años.
Antes de Junio de 1911 ya había sido desmantelado y se prosiguió a rellenar los terrenos para la construcción de la línea Ferrocarril General Mitre, inaugurado en 1916.
Dicho sea  de paso y para situarnos en la actualidad, aquel vistoso y pintoresco hotel estaría situado hoy entre los andenes Nº 8 y 9, aunque esto parezca demasiado lejano para divisarlo.
Los amantes de la ciudad seguramente podrán hacerlo.


(1) Jorge Ochoa de Eguileor-Eduardo Valdés
Donde durmieron nuestros abuelos?
Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio.
Argentina-2000-



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada